5 cosas que me hubiera gustado saber antes de pintar mi casa

COMPARTIR:

Es increíble lo rápido que sube la factura al repintar una casa. A menudo me asombraba el coste de la pintura, y pronto me di cuenta de que las pequeñas decisiones marcan una gran diferencia en el presupuesto. Comparto contigo lo que ojalá alguien me hubiera explicado antes de embarcarme en mi primer trabajo de pintura.

Aquí tienes algunos consejos valiosos que debes tener en cuenta antes de sacar tus pinceles.

1. La pintura barata es más cara

Vale, esta la aprendí repintando uno de mis pisos hace unos años: la pintura barata no merece la pena. Es más barato porque está menos concentrado. Suele ser necesario aplicar el doble de capas para obtener el mismo resultado. Luego hay que rehacer la pintura bastante rápido, porque no se limpia bien. En resumen, es una falsa economía que hay que evitar a toda costa.

2. Es posible comprar la pintura con descuento

No comprar pintura barata no significa pagar el precio completo de la pintura. Esperar un descuento en un producto de calidad puede suponer una gran diferencia en el precio, y si trabajas con un pintor, diseñador u otro profesional, ten en cuenta que suelen tener descuentos muy atractivos. Por ejemplo, las socias de Construction Girls tienen un 60% de descuento en algunas pinturas.

3. Hay que tener mucho cuidado con el acabado que se elige para la pintura

En orden de menos brillante a más brillante, tiene las siguientes opciones: mate, mate, cáscara de huevo, semibrillante, brillante. Lo que hay que saber para elegir bien es que cuanto más brillante es la pintura, más fácil es de limpiar, pero menos disimula las imperfecciones. Por eso solemos pintar:

4. La pintura es la prueba definitiva para ver si las juntas están bien hechas

¿Se ven bien las juntas? No significa nada hasta que el cuadro esté terminado. Es entonces cuando puedes ver si el trabajo se ha hecho bien o no, y a menudo hay que hacer ajustes. Cuando se trabaja con un costurero profesional, suele entenderse que el pago final se efectuará después de la pintura, una vez realizados los retoques, si son necesarios.

5. Pintar mal cuesta más

¿Es fácil pintar y puede hacerlo cualquiera? Tal vez. Pero hay que aplicarse, conocer las “reglas” para pintar con éxito y seguirlas, porque se pueden cometer muchos errores al pintar una casa. Al final, reparar nuestros errores puede acabar costándonos más que si hubiéramos recurrido a un profesional desde el principio. Así que contar con profesionales desde el principio es una vía a considerar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*